Desparasitantes para gatos: ¿como desparasitar a tu gato?

Contenido

Desparasitantes para gatos: ¿como desparasitar a tu gato?

Durante su vida, los gatos están expuestos a muchos parásitos internos. Si bien la mayoría les roba solo una pequeña porción de su comida, algunos pueden tener consecuencias más graves, como tocar el corazón o los pulmones del gato.

La desparasitación es una medida preventiva esencial para combatir los parásitos internos de su gato y ayudar a controlar su número.

Gusanos, causa de graves problemas en los gatos

Existen dos tipos de gusanos en nuestros gatos. Los primeros y más comunes son los gusanos redondos. Son gusanos redondos transmisibles a otros animales y a los seres humanos. El segundo tipo de gusanos menos común son las tenias llamadas cestodos. Finalmente, también hay tenias que son gusanos de anillos largos. Estos parásitos son de importancia veterinaria porque pueden causar lesiones importantes en los órganos que contaminan y pueden transmitirse a los humanos.

La mayoría de estos gusanos se asentarán y crecerán en el tracto digestivo del animal y, en particular, en el intestino. Luego privarán al gato de algunos de los nutrientes, pero también se alimentarán de la sangre del gato que parasitan.

En ocasiones, las larvas migran a los diferentes órganos del animal, lo que puede dañarlas gravemente y causar graves problemas de salud a tu gato. Ciertos gusanos, afortunadamente menos frecuentes, también se adherirán al corazón, los pulmones o al nivel de la vejiga. Dependiendo de dónde se implanten, pueden ser la causa de insuficiencia cardíaca, problemas respiratorios o cistitis recurrente. Por último, en los gatitos, la ascariasis significativa puede ser muy grave y, en ocasiones, mortal. Sin embargo, es una parasitosis común que se transmite en el útero de la madre, a través de la lactancia o por contacto con heces contaminadas y puede transmitirse a través de la leche materna o por contacto con las heces.

🚀Más sobre el tema:  Husky

Los gatos se infectan principalmente al entrar en contacto con otros animales infectados. Dado que los gusanos no son específicos de una especie, se transmiten fácilmente de perros o roedores a gatos. Para los gatos que salen, es posible que se infecten al cazar y comer ratas, ratones o pájaros. Por último, incluso los gatos de interior que nunca salen pueden ser parasitados porque es posible que nos traigamos de vuelta en nuestros zapatos gusanos, huevos o larvas.

¿Cuándo desparasitar a mi gato?

Es importante saber que la mayoría de los animales infectados no muestran síntomas al principio. Por lo tanto, su gato puede parecer sano, ya que los gusanos se alimentan y se reproducen en él. 

En otros casos, y ante una infestación masiva por gusanos, será posible observar los huevos o larvas de los gusanos directamente en las heces del animal. Además, conviene mencionar la parasitosis interna tan pronto como tu gato vomite o tenga diarrea, si se ve pálido o anémico, o si su estado general empeora. Una caída de peso o vitalidad también puede ser una señal de llamada importante. Finalmente, en los gatitos también son un signo una hinchazón significativa y un vientre hinchado.

Los desparasitantes para gatos no tienen efecto preventivo, pero solo se usan como cura. Actuarán cuando se tomen, con un efecto de "descarga" que matará a todos los gusanos adultos presentes en ese momento. Para evitar que el animal se contamine demasiado, es importante tratarlo con regularidad.

Dependiendo del estilo de vida del gato, el tratamiento se realizará de 2 a 4 veces al año. Para los gatos de interior, donde la presión de los parásitos es relativamente baja, el tratamiento dos veces al año es suficiente. Por el contrario, para los gatos que salen mucho, el desparasitante debe administrarse al menos cuatro veces al año, en cada cambio de estación.

🚀Más sobre el tema:  Rosette cuy: ¿cuáles son todas sus peculiaridades?

Los gatitos, especialmente sensibles a los parásitos internos, deben recibir un tratamiento especial y adecuado. Por tanto, deben desparasitarse a partir de los 15 días y el tratamiento debe repetirse cada mes, hasta los 6 meses de edad.

Las gatas embarazadas también deben ser tratadas para no transmitir parásitos a sus gatitos. Deben desparasitarse unos días antes del apareamiento, luego alrededor de los 45 días de gestación y al nacer.

 

¿Con qué alimentos desparasitarlo?

Para encontrar un desparasitante adaptado a tu animal, su peso y su estilo de vida, habla con tu veterinario. La mayoría de los desparasitantes toman la forma de tabletas o pipetas.  

Los comprimidos, los tratamientos más habituales, deben ser ingeridos por el gato. Si es necesario, se pueden esconder en un poco de comida para que el animal los tome correctamente. Las pipetas son generalmente más fáciles de aplicar. En cualquier caso, será importante elegir un desparasitante de amplio espectro de acción con el que combata a la par que ascaris, cestodos, etc.

Tenga cuidado con los remedios de la abuela destinados a desparasitar a un gato. A menudo son ineficaces y, a veces, incluso tóxicos para el animal. Finalmente, a pesar de la creencia popular, un gato que come hierba no se desparasita a sí mismo.

 

Dado que los gusanos se transmiten fácilmente de un animal a otro, será necesario recordar tratar a todos los animales de la casa al mismo tiempo. También será necesario combinar este tratamiento con un tratamiento contra las pulgas unos días antes, porque estas pueden transmitir huevos de tenia. Por último, la arena para gatos debe limpiarse con mucha regularidad para evitar que se vuelva a contaminar.

🚀Más sobre el tema:  Osteoartritis del perro

Deje su comentario.